Published On: 14 de marzo de 2024

Business Angels

Los business angels son figuras cada vez más reconocidas entre los creadores de empresas emergentes. Y es que muchas startups pueden beneficiarse de su presencia para crecer más rápidamente o para encauzar su modelo de negocio y hacerlo más rentable. Sin embargo, no todo son ventajas. De todo ello hablamos en profundidad en esta pequeña guía.

¿Qué es un business angel?

Los business angels son inversores individuales que se encargan de ofrecer una importante ayuda a empresas emergentes, especialmente en sus primeros pasos en el mundo de las startups. Una de las funciones más relevantes de estos inversores es la de aportar capital para facilitar el crecimiento del negocio. Sin embargo, no es la única.

Igualmente, comparten su experiencia y conocimientos y, en muchas ocasiones, sus contactos para asesorar a los creadores. Una característica que ejerce un notable impacto en su crecimiento futuro al facilitar el camino hacia el éxito.

En la actualidad, en España estos inversores y las empresas emergentes están regulados por la Ley 28/2022.

Características de un business angel

Hay ciertas características que los business angel comparten. Ahondamos en ellas:

  1. Experiencia profesional. Como hemos contado, es muy común que el papel de estos inversores no solo se concrete en la financiación, sino que proporcionan una asesoría sobre diversos temas que resulta de gran ayuda. Para llevarlo a cabo, antes han tenido que curtirse sobre el terreno. Es decir, se trata, en la mayoría de casos, de empresarios de éxito o de ejecutivos que atesoran una dilatada trayectoria en el mundo de los negocios.
  2. Aportación de capital propio. A diferencia de lo que ocurre con otros inversores, como los fondos de venture capital, en el caso que nos ocupa, todos los recursos ofrecidos a la empresa en la que han decidido creer proceden de capital propio.
  3. Mentoría. Algo muy habitual es que estos inversores actúen como mentores de los propietarios de la startup. Durante este proceso, los dueños de la empresa pueden ir aprendiendo cómo gestionar el negocio de la mano de un profesional experimentado.


Ventajas de contar con un business angel

La aportación de un business angel a una empresa emergente se hace patente en varios ámbitos. Estos son algunos de los más importantes:

  • Conocimiento y experiencia. Muchos creadores de startups tienen en común la determinación de hacer prosperar su empresa. Sin embargo, la experiencia no suele ser uno de los puntos fuertes de estos profesionales. Por tanto, contar con el saber hacer de un inversor que conoce el mercado allana el camino.
  • Financiación flexible. El dinero es muy importante para crecer. Los business angels pueden adaptarse sin dificultad a las necesidades específicas de cada empresa. En algunos casos, es posible optar por inyectar liquidez instantánea para afrontar inversiones u obligaciones cercanas y en otros, es preferible decantarse por un modelo en el que el aporte de capital se produzca de forma más progresiva.
  • Red de contactos. El networking es una parte determinante de cualquier negocio emergente y disponer de la red de contactos del business angel facilita enormemente esa tarea. Esto puede expandir rápidamente los horizontes empresariales y favorecer el acceso a nuevas formas de financiación o a nuevos clientes, socios o proveedores para el futuro.


Desventajas de contar con un business angel

A pesar de que son muchos los beneficios de contar con este tipo de inversores, también hay ciertos aspectos negativos a los que conviene atender antes de dar el paso:

  • Pérdida de control. Aunque la permanencia en la startup de estos inversores es transitoria, ya que suelen vender su participación una vez transcurrido un período de tiempo, durante ese lapso se puede perder parcialmente el control sobre la dirección de la empresa. Desde el momento en el que aceptamos la inversión, la adopción de las decisiones deberá consensuarse entre todos los propietarios.
  • Expectativas de rendimiento. Una de las principales razones por las que uno de estos inversores decide apostar por una empresa concreta tiene que ver con sus expectativas de retorno de la inversión. En este contexto, es probable que marque objetivos a corto y medio plazo sobre el crecimiento estimado. En muchos casos, si no se alcanzan estos objetivos, puede peligrar su participación en futuras rondas de financiación. Este hecho puede propiciar que la presión por mejorar repercuta en los integrantes de la empresa.
  • Conflicto de intereses. Aunque la empresa tenga como objetivo crecer para incrementar su valor, en ocasiones, la visión del resto de propietarios y la del inversor puede diferir, convirtiéndose en una fuente de desencuentros. Los intereses de las distintas partes involucradas no tienen por qué ser iguales. Por ejemplo, desde la perspectiva del inversor es posible que espere vender sus acciones por mucho más de lo que le costaron de inicio. Y quizá el resto de accionistas prefieran optar por una ampliación de capital, algo que diluiría el valor total de las acciones del business angel.


¿Qué criterios consideran los business angels al invertir en una empresa?

No todas las empresas resultan igual de atractivas para un business angel. De hecho, hay varios criterios que les ayudan a esclarecer dónde invertir su dinero. Entre los más importantes destacamos:

  • Calidad y la experiencia de los miembros del equipo directivo de la startup. Estos son los principales responsables de la gestión del negocio y, por tanto, son evaluados por estos inversores antes de aportar su capital a la empresa emergente.
  • El potencial de crecimiento estimado de cada startup. Y es que el producto o servicio que se desea comercializar debe tener un mercado potencial con un tamaño significativo. De lo contrario, la facturación de la empresa nunca llegará a ser elevada.
  • La ventaja competitiva que tiene el negocio respecto a su competencia. Esto resulta especialmente relevante en mercados que se encuentran ya saturados de competidores. Si la startup no tiene algo que la diferencie del resto, su futuro no será muy esperanzador. Por contra, si la empresa emergente cuenta con una propuesta única, que la desmarca del resto, esto podría atraer a un business angel y motivarlo a inyectar capital en el proyecto.Los negocios emergentes se adentran en un entorno cada vez más competitivo, lo que puede complicar que incluso los proyectos más innovadores hallen la financiación que merecen. Para dar respuesta a esta necesidad nace Mecides, una plataforma que se encarga de acometer la evaluación técnica y financiera de cada Selecciona los mejores proyectos y se los presenta a inversores de todo el mundo que están dispuestos a apoyarlas.


¿Cuánto invierte un business angel?

En España, el promedio que suele invertirse en una startup es de 37.600 € por proyecto. Sin embargo, esto es solo una cifra orientativa, dado que la cantidad puede variar mucho dependiendo del tipo de negocio para el que deseemos financiación o de la etapa en la que se encuentre.

Hay algunos inversores que deciden tomar una parte muy activa en la gestión de las empresas emergentes. En estos casos, no tienen otra opción que adquirir una parte significativa de las acciones. El monto total puede superar los 150.000 €. Por tanto, los aspectos principales que determinarán la cantidad de capital que recibe un proyecto son los que siguen:

  • El porcentaje de la compañía que estamos dispuestos a sacrificar.
  • Los niveles de facturación y rendimiento que ya se han alcanzado.
  • El sector en el que se encuentra y sus posibilidades de escalabilidad a futuro.


¿Cómo atraer la atención de un business angel?

Ya hemos explicado todo lo relevante para conseguir la financiación que requerimos. Sin embargo, hay algo que resulta fundamental y que puede suponer un valor añadido. Nos referimos a la necesidad de elaborar un plan de negocio detallado y conciso en el que destaquemos el potencial de la empresa y la viabilidad del proyecto.

Gracias a este plan de negocio, captaremos el interés externo por nuestra empresa de un solo vistazo y nos resultará más sencillo acceder a la financiación. A continuación, vamos a detenernos en la disparidad de situaciones en las que este documento resulta decisivo.

Dónde encontrar un business angel

Hay varios lugares donde podemos conocer a un inversor que decida apoyar nuestro negocio. La forma más común es a través de plataformas digitales como Mecides, pero no es la única. También podemos aprovechar la presencia de la empresa en eventos, ferias o incluso en conferencias para conocer a posibles inversores interesados. A través de las redes sociales también es posible dar con un business angel.

Como vemos, el papel de los business angels no solo se limita a proveer de financiación. Su experiencia puede resultar determinante en el devenir de cualquier startup al ofrecer una valiosa asesoría estratégica. Todas estas características los convierten en socios a considerar para aquellos que encabezan un proyecto empresarial.